domingo, 6 de diciembre de 2009

ANTROPOMETRIA PENEANA

ANTROPOMETRÍA PENEANA
Primer estudio realizado
en Uruguay


Dr. Carlos Russo Fiorentin.


Introducción.

La cultura falocéntrica que nos llega desde tiempos remotos, ha logrado que en el varón, su miembro viril sea motivo de preocupación y muchas veces causa de un síndrome dismorfofóbico conocido como complejo de pene pequeño.
Según Gindin (1), el pene en flacidez mide en promedio de 6,5 a 10 cm de longitud por 8 cm de circunferencia y en estado de erección, de 14 a 17 cm de longitud.
Este autor, citando a Kinsey, menciona que demostró que solo el 24% de los varones tienen penes tamaño promedio, que solo el 5% tienen erección menor a 9 cm y solo el 1%, erección mayor de 23 cm.
Por su parte Mazza-Zeller (2), citan un trabajo antropométrico realizado en Brasil en 1992 que mostró cifras de 6,4 cm a 13,5 cm de longitud para el pene flácido y de 8,83 cm a 16,6 para el pene erecto. No se hace referencia al numero de varones estudiados.
Mencionan además que un estudio más reciente mediante erección fármaco inducida con prostaglandina, el tamaño promedio fue de 14,5 cm de longitud en el 76% de los casos y de más de 16 cm en el 12% del grupo evaluado.
Según Flores Colombino(3), el pene flácido mide en longitud entre 8,5 y 10,5 cm con un promedio de 9,5 cm.
Más recientemente, este autor nacional, cita medidas que oscilan para el pene flácido entre 6 y 14 cm con un promedio de 9,5 cm. (4)
Masters y Johnson (5), también mencionan como promedio en flacidez, la cifra de 9,5 cm, sin dar mayores detalles, pero expresando reiteradamente que el pene más corto en flacidez aumenta en promedio, al producirse la erección, más que un pene de dimensiones mayores.
Los textos clásicos de anatomía como Testut- Latarget (6), citan las siguientes medidas en promedio; para el pene flácido, 10 a 11 cm de longitud y 8 a 9 cm de circunferencia y para el pene erecto 15 a 16 cm de longitud.
Paralelamente , Rouviere (7), menciona en promedio, 10 cm de longitud y 9 cm de circunferencia para el pene flácido y 15 cm para el pene en erección.
Sapetti en su página web, sexovida.com, hace referencia a las medidas del pene en erección basadas en el informe Kinsey.

Según este informe tendríamos:

28,3 % de los varones, 14cm o menos.
50,3 % de los varones, 15 a 17cm.
15,2 % de los varones, 18 a 20 cm.
6,2 % de los varones, más de 20cm.

Nosotros creemos que, dado que el informe Kinsey se basa en cuestionarios, las medidas que de él resultan, son practicadas por los propios encuestados y puede suponerse que con medios caseros de medición y un alto grado de subjetividad.
Por su parte Kusnetsoff (11)refiere como medidas normales en estado de flacidez, de 6 a 10cm y en erección, entre 14 y 16cm.
En Brasil, Pagani y col.(9), mediante test de erección farmacoinducida realizado en 246 pacientes de entre 19 y 75 años de edad, obtuvo en 1999, los siguientes valores que permiten el estudio por percentiles:



PERCENTIL LARGO ERECTO
2,5 % 10,5 CM
5 % 12,0 CM
10 % 12,5 CM
25 % 13,5 CM
50 % 14,5 CM
75 % 15,5 CM
90 % 16,5 CM
95 % 17,0 CM
97,5 % 17,5 CM

De esta manera, podemos ver que un varón con un pene de 15,5 cm ocupa el percentil 75, o sea que tiene un pene más largo que el del 75% de los brasileros y más corto que el del 25% restante.
Este estudio mostró que el percentil 50, o sea el 50% de los brasileños, tienen un pene de 14,5 cm de largo en erección
En el año 2001, el Servicio de Urología del Hospital Domingo Luciani de Caracas, Venezuela(9), publicó los resultados de un estudio antropométrico en 890 pacientes de diferentes razas sin realizar erección fármaco-inducida sino, mediante mediciones practicadas en estado de flacidez.
Obtuvieron así un promedio de longitud en flacidez de 9,5 cm ( DE. 1,7) y en elongación, de 12,7 cm ( DE 2,0).
Estos autores encontraron una importante correlación entre la medida en elongación y la medida en erección por lo que afirman que la primera es predictora de la segunda.
También encontraron correlación entre la altura del paciente y el largo peniano, a mayor altura, mayor longitud peniana.
Acuña y Villalba (8), realizaron en 1999 en Colombia, un estudio antropométrico del pene en 130 varones caucásicos.
El método utilizado comprendió medidas en flacidez y en erección fármaco-inducida.
Obtuvieron en flacidez un promedio de 10,49cm (DE 1.3) y en elongación, un promedio de 13,68cm ( DE 1.6 ). Mediante erección fármaco-inducida la longitud promedio fue de 13.90cm ( DE 1.7 ). (
Wessells y col.(10) entre 1996-97, realizaron en EE.UU, un estudio similar en 80 varones obteniendo en flacidez, 8.8cm, en elongación, 12,4cm y en erección fármaco-inducida, 12,8cm como valores promedios.

En nuestro país, no encontramos datos estadísticos que nos den una idea de cual es la medida peneana de los varones uruguayos. Es por ello que entre 2001 y 2006 llevamos a cabo un registro de las medidas peneanas en la consulta sexológica independientemente del motivo de consulta.


Lesiones Fibróticas del Pene

Este punto nos interesa particularmente dado la alta frecuencia encontrada por lo cual será desarrollado en forma más profunda.
En su conformación, encontramos en el pene, una serie de cubiertas, de las cuales, la albugínea, formada por colágeno y elastina, rodea íntimamente a los cuerpos cavernosos. Desde ella, surgen pilares que, perpendiculares al eje longitudinal de los cuerpos cavernosos, atraviesan en uno y otro sentido a los mismos.
Si estos pilares están demasiado desarrollados, forman seudo-tabiques, que podrían estar en la base de la etiología del pene curvo congénito (2).
La unidad funcional de los cuerpos cavernosos, es el sinusoide que constituye un sincisio gracias a la existencia de los Gap Junctions.
El sinusoide, es una cavidad alveolar de aproximadamente 400 micras formado por tejido muscular liso cubierto de endotelio al igual que los vasos sanguíneos del resto de la economía.
El sostén conectivo que rodea a los sinusoides, está constituido por abundante colágeno principalmente del tipo III. La proporción de colágeno del tipo III sobre el colágeno del tipo I es de 3 a 4 veces superior, lo que permite mayor elasticidad a éstos tejidos.
Este coeficiente, III/I, va disminuyendo con la edad y con distintos procesos que llevan a la isquemia de los tejidos cavernosos.
Si bien, existen diferentes tipos de manifestaciones fibróticas en los tejidos del pene, la fibrosis difusa, es la más difícil de diagnosticar clínicamente, ya que sólo una mano entrenada es capaz de diferenciar entre un pene sano y un pene fibrosado.
Más del 60% del tejido cavernoso en el sujeto joven, está formado por músculo liso, siendo el resto colágeno y elastina básicamente.
Como ya dijimos, el colágeno, de tipo III, constituido por fibras delgadas y con mayor capacidad de distensión, alcanza algo más del 60% del total, mientras que el colágeno de tipo I, constituido por fibras gruesas y poco distensible, ocupa el resto del estroma.
El equilibrio del trofismo de este estroma, es mantenido en gran parte, por la acción del Factor transformante del crecimiento Beta 1 (TGF B1).
Todo proceso que lleva a una disminución de la oxigenación de estos tejidos, genera un desequilibrio en la acción de ese factor lo que lleva a una gradual sustitución del tejido muscular liso por colágeno tipo III, que si bien es, elástico, está sustituyendo parte del sincisio.
Según resume Iñigo Saenz de Tejada, el endotelio sinusoidal, produce y libera óxido nítrico, (ON) potente vasodilatador y neurotransmisor no adrenérgico, no colinérgico; prostaglandina E (PGE) y TGF BETA 1 entre otras sustancias.
La síntesis proteica del colágeno, el metabolismo, tono y trofismo de la célula muscular lisa, es controlado por el correcto equilibrio en la acción de ese grupo de sustancias.
La isquemia tisular genera el desequilibrio del que hablamos, llevando a un aumento en la producción del TGF BETA 1, con la consiguiente hipoatrofia o atrofia del músculo liso y aumento de la matriz extracelular (fibrosis).

Etiología de la fibrosis peniana. Distinguimos dos formas, localizada y difusa.

Fibrosis localizada
La entidad más conocida es la Enfermedad de la Peyronie, caracterizada por la induración de la túnica albugínea. Esta afección se presenta en casi el 1% de los varones a una edad media de 55 años. De etiología aún por esclarecer, coincide en un 15% a 25% de los pacientes, con la enfermedad de Dupuytren o contractura de la fascia palmar.
La fibrosis localizada, también puede ser secundaria a un traumatismo peneano o a procedimientos quirúrgicos sobre la uretra o cuerpos cavernosos.
El traumatismo peneano es más frecuente que se produzca durante una relación sexual, en la posición de Andrómaca.
Por último, las fibrosis localizadas, pueden ser secundarias a las inyecciones intracavernosas por dos razones, acidez de la droga o microtraumas por la aguja.
La baja acidez de la papaverina, pH 3,5, asociado a la mala dosificación con precipitación de la droga en los tejidos, genera con mayor frecuencia, la reacción fibrótica.

Fibrosis difusa
Ya explicamos el mecanismo íntimo en la generación de este tipo de fibrosis, donde los factores de riesgo vascular, juegan un rol preponderante al desembocar en una isquemia tisular y desde acá, produciéndose una cascada fisiopatológica que en resumen, disminuye el tenor de oxígeno, de PGE 1 y aumenta el TGF Beta 1, con la consiguiente sustitución de fibras musculares lisas por colágeno de tipo III y disminución del coeficiente entre colágeno III/I.
Otro tipo de fibrosis difusa, es la que aparece en los priapismos evolucionados, generalmente iatrogénicos, en la cavernositis, proceso inflamatorio infeccioso del cuerpo cavernoso que, habitualmente es secundario a la mala asepsia en el procedimiento de autoinyección, o de inyección por terceros. (2)


Objetivos del Estudio

1. Determinar las dimensiones peneanas reales de una muestra poblacional nacional.
2. Establecer la prevalencia de los distintos grados de Fibrosis peneana en la población considerada.
3. Establecer la prevalencia de Circuncisión en la población considerada
4. Estudiar correlación entre otras variables como biotipo y sobrepeso con respecto a las distintas dimensiones analizadas



Material y Métodos

Tipo de estudio: estudio epidemiológico descriptivo.

Fueron evaluados 613 pacientes con edades comprendidas entre los 18 y los 90 años que concurrieron a consulta sexológica privada.
Más allá del motivo de su consulta, todos los individuos fueron sometidos al mismo examen físico en su esfera genital.
En el examen, además de tomarse las diferentes medidas peneanas, se valoró el tipo y grado de fibrosis y la existencia de cirugía de circuncisión.
No se tomaron en cuenta factores étnicos.
La medición del pene fue realizada siempre por el mismo investigador y en condiciones de flacidez
Habitualmente, los diferentes autores están de acuerdo en que la medida del pene en erección, equivale a la medida del pene en elongación o jalonamiento con un error de 4 a 5 mm dependiendo ello del grado de elasticidad peneana.

Variables consideradas:

• Cuantitativas
Se realizaron tres medidas diferentes:
- Largo pasivo: medido del pene en reposo o pasivo con centímetro flexible desde el pubis al extremo visible del glande.
- Largo elongado: medido con regla rígida desde el pubis al extremo del glande por su cara dorsal realizando una elongación del pene con toma retro-coronal.
- Circunferencia: medida de la circunferencia del tercio medio del pene con centímetro flexible.
Con un fin práctico, las medidas tomadas se consideraron en franjas de a 5 milimetros.

• Cualitativas

Biotipo.
Tomamos como referencia y definimos como normolíneos a varones de talla entre 1,70 mt a 1,80 mt, brevilíneos por debajo de 1,70 mt y longilíneos por encima de 1,80 mt.

Obesidad. (1)
Nos basamos en el índice de masa corporal (IMC) el cual se obtiene por el cociente: peso en kilogramos sobre altura en metros al cuadrado.
Según la OMS, el IMC normal debe estar entre 18,5 y 24,9.
El sobrepeso o preobeso va de 25 a 29,9.
La obesidad clase I, está entre 30 y 34,9.
La obesidad clase II, está entre 35 y 39,9.
La obesidad clase III, por encima de 40.
Para simplificar nuestra valoración, al sobrepeso lo incorporamos dentro de la clase I.

Circuncisión.

Tanto sea por razones médicas, como en la fimosis o fimosis funcional o por razones religiosas, es la extirpación del prepucio por un procedimiento quirúrgico realizado en general con anestesia local.
En Uruguay es un procedimiento que solo se realiza por razones religiosas o médicas especificas o por la voluntad del paciente.
En otras sociedades es una practica habitual por razones profilácticas aunque sin una clara base científica. (1) (5)


Procedimiento:

A cada paciente se le registraron las medidas peneanas definidas previamente, así como se determinó la existencia o no del resto de los valores analizados de orden cualitativo.
Se analizaron estadísticamente, estableciendo para los valores antropométricos medidas de tendencia central(promedio) y de dispersión(desvío estándar).


Resultados


Edad Promedio 53 años
Rango 18 a 90 años
DE 16.7 años


Distribución según Biotipo: Normolíneos 74.3 %
Longilíneos 7.5 %
Brevilíneos 18.2 %

Prevalencia de Sobrepeso: Sobrepeso y Obesidad leve 24 %
Obesidad moderada 16 %
Obesidad severa 1.5 %

Largo pasivo: Promedio 11.7 cm
Rango 7.5 a 17.5 cm.
DE 1.4 cm


Largo elongado: Promedio 14.5 cm
Rango 9.0 a 20.0 cm.
DE 1.4 cm

Circunferencia: Promedio 8.2 cm
Rango 9.0 a 12.5 cm.
DE 0.8 cm


Prevalencia de Fibrosis: Difusa 45.6 %
Nodular 2.3%

Prevalencia de Circuncisión: 7.8 %



Conclusiones:

Como se advierte, los valores de longitud y circunferencia hallados en la población analizada son algo superiores a los trabajos de referencia citados, todos extranjeros.
Se destaca la elevada prevalencia de Fibrosis peneana, a expensas de la difusa de manera notoria.
La prevalencia de circuncisión se encontró dentro de parámetros esperables.
Con respecto a las posibles variaciones antropométricas vinculadas a la existencia de fibrosis, circuncisión o sobrepeso en sus distintas categorías, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los valores obtenidos en los diferentes subgrupos.




Bibliografía

1. Gindin,L.R.: LA NUEVA SEXUALIDAD DEL VARÓN. Norma Grupo Editor. Buenos Aires, 2005.
2. Mazza,O., Zeller,F.,: TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL. Ed. Panamericana. Buenos Aires,1998.
3. Flores Colombino,A.: RESPUESTA SEXUAL. Editorial Dismar. Montevideo,1990
4. Flores Colombino, A.: DICCIONARIO DE SEXOLOGÍA. Grupo Editor-Fin de siglo, Montevideo,1997
5. Masters,W.H., Johnson,V.E.: RESPUESTA SEXUAL HUMANA, Inter-Médica Ed. Buenos Aires ,1967.
6. Testut,L., Latarjet O.,ANATOMÍA TOPOGRÁFICA, T II, 8º Ed., Editorial Salvat. Barcelona,1968.
7. Rouviere,H.: ANATOMÍA HUMANA DESCRIPTIVA Y TOPOGRÁFICA. 6 ªed. Ed Bailiere. Barcelona,1961.
8. Acuña, A.,Villaba,J.: ESTUDIO ANTROPOMÉTRICO DEL PENE. Urol. Colombiana. Bogotá , 1999.
9. Szemat,R., Sucre, T., Contreras,Y,: DIMENSIONES PENEANAS EN LA POBLACIÓN VENEZOLANA. Revista Venezolana de Urología. Vol.47. Caracas, 2001.
10. Wessells, H.,Lue,T.,Mc Aninch, J.,: PENILE LENGTH IN THE FLACID AND ERECT STATES. J.Urol, 1996.
11. Kusnetzoff,J.C.: SEXUARIO. Ed. Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1992.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada