jueves, 3 de diciembre de 2009

LESION MEDULAR Y SEXUALIDAD. segunda parte

¿Qué pasa en el sexo masculino?
Si la lesión es considerada alta, esto es, respetando los centros sexuales dorso-lumbares y sacros, tenemos:
- Una erección refleja (generada por el contacto directo con el pene). Se genera de forma involuntaria. Es una erección de buena calidad aunque persiste mientras persista el estímulo.
- La respuesta sexual coital (con penetración) es posible pero el pene pierde rigidez y tumescencia en forma más o menos rápida luego de penetrar.
- La eyaculación no es previsible. Se puede producir pero puede ser difícil obtenerla.
- El orgasmo, por lo general, no se siente. En las lesiones por encima del nivel D6, el orgasmo se puede acompañar de una serie de síntomas neurovegetativos que el paciente deberá conocer. La fuerza de expulsión del semen es igual a la de un hombre sano.
- El período refractario (período que aparece luego de la fase de resolución de la respuesta sexual), se hace bastante más prolongado. Ello lleva a que una nueva erección y eyaculación, requiere varias horas o días para producirse.

Si la lesión es considerada intermedia, en lo que a la altura se refiere, significa que pueden comprometerse los centros sexuales dorso-lumbares permaneciendo sanos los centros sacros, entonces tendremos que:

- La erección seguirá siendo posible en forma refleja con características
similares a las que vimos anteriormente.
- La eyaculación es, o muy difícil de lograr, o totalmente imposible.
- Si el orgasmo se produce, no se hace consciente.

Si la lesión es considerada baja, se pueden dar dos circunstancias:
1) cuando el centro sexual sacro está sano, tenemos que:
- La erección puede tener dos orígenes, refleja y psicológica.
Es una erección de menor calidad que la puramente refleja.
- Las relaciones sexuales son posibles en el 45 al 50 % de los casos.
- La eyaculación es posible.
- El orgasmo, genera una sensación escasamente similar a la normal y que
muchas veces se traduce en un dolor en la cara interna de los muslos.
2) cuando el centro sacro está lesionado, tenemos que:
- La erección puede ser solo psicológica, de mala calidad siendo
apenas, una turgencia.
- La eyaculación es muy débil, como un corrimiento de semen.
- El orgasmo también es sumamente débil.

De todo lo anterior surge que cuanto más baja sea la lesión, peor es la sexualidad que se puede desarrollar.

¿Que pasa en el sexo femenino?
Al igual que en el varón, las manifestaciones clínicas de la respuesta sexual, dependen de la altura lesional.
Si la lesión es completa y localizada por encima de nivel dorsal 11, la actividad refleja de los segmentos sacros está presente.
- Los estímulos sobre los genitales a través de esa vía refleja, genera
tumescencia del clítoris y labios de la vulva así como lubricación vaginal.
- No existe la lubricación vaginal de origen psicogénico.
- Al igual que en el varón, si la lesión medular se encuentra por encima de la
sexta dorsal, se puede generar el fenómeno neurovegetativo del que
hablamos anteriormente.
- Se pierden las sensaciones provenientes de la vulva y vagina.
Si la lesión afecta los centros sacros:
- Se pierde el arco reflejo correspondiente, lo que ocasiona una
pérdida de la tumescencia clitoridea, de labios vulvares y de la lubricación.
- Pueden mantenerse los mecanismos psicogénicos.
- Las relaciones sexuales se pueden ver dificultadas por las contracciones
de los músculos adductores de muslos, lo que lleva a apretar los miembros
inferiores en forma involuntaria.
- También se pueden generar contracciones intensas y permanentes de
músculos del piso pelviano lo que genera el cierre de la vagina.

Estos ejemplos que hemos dado, corresponden a lesiones completas, esto es, total interrupción medular, pero, no siempre sucede esto, ya que en ocasiones, la lesión puede ser parcial y permite que cierto tipo de información, viaje en uno u otro sentido.
Ello lleva a que parte de la sensación que se genera durante una relación sexual, se perciba a nivel consciente.

El tratamiento de la sexualidad afectada en la lesión medular implica exige la combinación de técnicas sexológicas y la utilización de fármacos específicos.
Dadas las dificultades de traslado de este tipo de pacientes, acostumbramos a verlos en su propio domicilio.


Dr. Carlos Russo Fiorentin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada